El Rojas Hot Rod fue una fiesta multitudinaria

Fue una verdadera fiesta el Rojas Hot Rod realizado durante todo el fin de semana en el club Pescadores de Rojas. Desde el viernes, y hasta la noche del domingo, tuvo lugar este evento pensado como promoción para el turismo en la ciudad, y que cumple sobradamente con ese objetivo

 

La Histérica de Leo Jandiem

 

La fiesta reunió a los amantes de los «fierros» antiguos, sin que en esto quede nada para descartar: mandan los autos, pero también hubo infinidad de motos, camionetas, camiones, triciclos, en fin: viejos vehículos de todo tipo, restaurados gracias al incansable trabajo de quienes viven esto como una pasión.

 

El evento fue multitudinario. Más de quinientos autos, incontables motos, otros vehículos, y hasta aquí estamos hablando solamente de los participantes. Los visitantes se contaron por miles, llegados desde Rojas y también de diversos puntos del país. Algunos consideran que durante los tres días pasaron por Pescadores algo así como veinte mil personas. Impresionante.

Las bandas de rock, todas de excelente calidad artística, hicieron las delicias de una concurrencia que, a pesar de ser absolutamente masiva, fue respetuosa y permitió que la fiesta transcurriera sin incidentes de mayor importancia.

También hubo una feria de artesanos, puestos de oficios y curiosidades, todo lo cual se sumó a lo propio de la actividad convocante: la barbería, el trompódromo y mucho más.

La lluvia que cayó justo el sábado por la noche –en el mejor momento de la fiesta– no sólo que no empañó el evento sino que fue como una bendición. Tras algunos rápidos trabajos de secado y acondicionamiento, los equipos de sonido y de luces fueron rearmados y continuaron tocando las bandas sin mayores contratiempos.

Una verdadera fiesta que mantuvo intensamente ocupados a sus organizadores hasta el domingo a la noche. El lunes fue de descanso; y el martes comenzó a gestarse la idea del octavo Rojas Hot Rod, que será el año próximo y, se espera, crecerá con respecto a este último, que fue multitudinario.

 

Kela O_nofri junto a Carlos Filepelli Junior, parte de la organización del Rojas Hot Rod

 

Miguel Marroco: «Un evento masivo que reúne a la familia»

 

Carlos Marroco, corredor de la época de Alfredo Martín en Estancia Chica en La Plata

 

Miguel Marroco es un actor protagónico del Hot–Rod en San Isidro, y además, es amigo de Juan Pedro López, el «alma mater» del encuentro rojense. «San Isidro es el lugar donde tengo mi garage, mi taller, y donde frecuento; todos los años se realiza un evento a nivel mundial que se llama Autoclásica, del que participo con un montón de autos y motos. Con Juan (López) mantenemos una linda y sana amistad desde hace años, como así compartimos la pasión por los fierros. Nunca había podido venir a su gran fiesta; es la primera vez, y estoy feliz porque es un éxito, algo magnífico. Hay muchísima gente feliz».

Explicó luego que «Autoclásica es algo histórico para los coleccionistas de autos y de motos. Es un evento que reúne a la familia, y lo esperamos todos los años; son tres días inolvidables. En la fecha que se lleva a cabo son frecuentes las lluvias, pero igual no aflojamos, con botas o como se pueda, se asiste. Más de diez años hace que hacemos esta fiesta, siempre en el hipódromo de San Isidro con una convocatoria multitudinaria».

Con respecto a lo que hace tan atractiva a esta propuesta consideró que «este tipo de situaciones, que no conviven con la política ni con los malos momentos que atravesamos, son todas caricias para el corazón, sobre todo para los enamorados de los autos clásicos, de los buenos autos y motos, y de pasar un momento en familia con seguridad y paz».

«Yo tengo la suerte de viajar por el mundo, por trabajo; y sé que en Inglaterra, en Italia, en España, en Francia, esto es algo cotidiano; hay carreras todos los fines de semana. Lo de Rojas es muy meritorio, más que eso, es algo para estar inmensamente feliz. Un mundo de gente educada, con su familia, haciendo su asado, algunos presentando un Rastrojero y otros un terrible Mustang, motos de todos los calibres, bandas, barbería, una maravilla», dijo después.

Sobre la ciudad de Rojas dijo que «tengo amigos aquí, espero que la lluvia nos deje terminar de disfrutar el evento y voy a conocer la ciudad. Tengo una historia vivida con alguien de Rojas, Alfredo Martín, una gloria y un amigo; yo era un pibe, porque recién empezaba a correr, y él ya era un campeonísimo. Aprendí muchas cosas de él, y una vez en la vida tuve el honor de ganarle una carrera».

Finalmente, agradeció «a los rojenses «por lo bien que nos han recibido. Estoy muy feliz, que siga esto así y que culminemos una noche brillante».

 

Juan Pedro López: «Un evento pensado para promover el turismo»

 

Juan Pedro López, atento a todos los detalles del espectáculo del Rojas Hot Rod

 

El organizador y «alma mater» del multitudinario hot–rod realizado el fin de semana en Pescadores es Juan Pedro López. Se refirió al evento señalando que «fue el séptimo, y el balance fue muy positivo. Vinieron muchos autos, de muy buena calidad, y muchos amigos que trajeron esos "fierros". Muchísimas motos impresionantes. Le mirabas la cara a la gente, e iba sonriente mientras caminaba, observando todo. Una gran alegría de todos mirando eso. Por otro lado, me pareció que hasta la lluvia le dio un condimento, porque todos se quedaron, nadie se fue, y pudimos seguir con las bandas, con todo. Continuó todo y fue un gran éxito».

«Fue terrible cuando tocó Botija Rapado, la banda que hace "covers" de Los Redonditos. Después tocó otra que se llama Apocalipsis, y la rompieron. La gente, muy impresionada, lo mismo que con Ramson. Hubo una afluencia de público total, una gran cantidad de gente. Estoy feliz, lo mismo que todos los que trabajamos en esto, que ponemos un esfuerzo muy grande. Dejamos horas de familia, de trabajo, durante tres meses haciendo el esfuerzo y dándole forma a lo que queremos hacer. Hay un montón de cosas, el horario de las bandas, el trompódromo, todo», añadió.

«Se está cumpliendo con la meta que nos planteamos cuando fue creado el Rojas Hot Rod. Se hizo para generar turismo para la ciudad de Rojas, y eso se logró. Vinieron autos de todo tipo, estuvieron en los negocios, en la plaza, por toda la ciudad. Rojas se convirtió en una ciudad de los años 50, 60», agregó.

Sobre la lluvia, estimó que «fue una bendición. Justo estaba tocando una banda cuando se largó a llover, y hubo que tener la cabeza fría para saber cómo seguir, qué había que acomodar. Secamos el escenario, Sergio Habib volvió a armar los equipos que había desarmado, y el sonido fue total. Las bandas lo elogiaron, y la gente que viene de otros lados decía lo mismo. No podían creer que se hiciera esto, todo a pulmón y con muy pocos recursos».

También agradeció «a la municipalidad, que nos da todas las herramientas para que el Rojas Hot Rod sea el éxito que es; al club de Pescadores, que pone sus maravillosas instalaciones; y este año, el club ni siquiera se quedó con el producto de la cantina, que era su ingreso en años anteriores: se lo cedió a Cala. Un acto enorme. Pudimos colaborar con esa cruzada tan positiva; la gente está unida por una niña hermosa que tiene que recuperar su salud. Que haya un medicamento que cueste dos millones y medio de dólares es un absurdo, no puede existir; es algo que hace doler el corazón».

Con respecto a los números, consideró que «no lo sé con precisión, pero fueron más de quinientos veinte autos los que vinieron a participar. Y esto va en crecimiento. Yo ya estoy pensando en el próximo, que va a ser terrible. Vamos a necesitar por lo menos diez personas que trabajen acomodando los autos, encargándose de los lugares estratégicos. Este año, los baños brillaron, pero hubo dos personas que se ocuparon. Para el próximo hay que armar un grupo de personas, del mismo municipio, y que haya por lo menos dos serenos a la noche, ya que queda mucha gente, para cuidar el lugar».

«Algo para destacar es la presencia de Miguel Marroco y de la India Motera, una belleza presentando a las bandas. A Miguel lo conocí en la Autoclásica, hace unos veinte años, cuando se enteró de que yo soy de Rojas y me contó que había tenido el honor de ganarle una vez una carrera a Alfredo Martín. Desde ese momento, charlamos todos los años. Una vez me invitó a su taller, algo de una belleza terrible donde hay autos antiguos, de todos los que te puedas imaginar. Siempre lo invité para que viniera a Rojas, y este año decidió venir, y trajo con él a la gente de El Garage, con los que tiene muy buena relación. Él fue quien trajo a la India Motera y también a la gente de El Garage, un canal a nivel latinoamericano», expresó López.

«Los comentarios de la gente son muy positivos; sólo tengo palabras de agradecimiento para todos, inclusive para los medios de comunicación, que se acercaron todos, nos llamaron, hicieron las notas y la promoción. Muchas gracias a todos», concluyó.

 

Claudio Cuello: «Es el evento turístico más importante de Rojas»

 

El Profesor Claudio Cuello junto a sus dos hijos Gonzalo y Lorenzo, aportó lo suyo como funcionario y amante de los autos antiguos

 

Finalizando el evento de hot–rod realizado el fin de semana en el club Pescadores de Rojas, el secretario de Cultura, Turismo y Deportes de la municipalidad, Claudio Cuello, consideró que «tengo una alegría enorme; primero, porque lo hicimos todos los años, le pusimos un corazón enorme y tuvimos un gran apoyo de parte de todos. Juan Pedro (López) es el alma, el motor que junta a la gente, y nosotros que lo acompañamos con el apoyo creciente todos los años, porque creemos en esto. Acá deben haber quinientas, seiscientas o más personas que vinieron de afuera. Creo que es el evento turístico más importante de Rojas, no creo que haya nada que traiga más gente que este evento. Es una gran contribución al movimiento de los "fierreros" y nos da la gran satisfacción de encontrarnos con gente que pedía a gritos que volviera».

«Y por otro lado, que haya tanta gente en este evento y que el bar de Cala esté trabajando como lo está haciendo, nos llena de emoción y de alegría a todos. Estoy muy contento y feliz. Yo soy "fierrero", traje todos los coches míos que pude, para no fallarle al evento, a Juan y a mí mismo, que soy un apasionado», añadió.

Con respecto a los próximos eventos destacó la realización de la "birunka", que fue el domingo en el Paseo de la Ribera; al mismo tiempo, la feria de Rojas «que va a estar casi todos los domingos en un lugar fijo que vamos a crearles», sostuvo, y destacó la transformación de este emprendimiento «que de ser de gestión municipal pasa a ser de autogestión, por las mismas personas que formaron una comisión. De a poco vamos a ir por todas las actividades que se presenten. Estamos refaccionando todo el parque Alvear, las canchas, la tribuna, el pabellón, y ya está dada la concesión para el bar del Paseo de la Ribera. Vamos a seguir interviniendo en este lugar para dejarlo cada vez más lindo».

«Lo que logramos acá es que dejemos de mirar para el otro lado. Nos dimos vuelta y estamos mirando hacia el río, un lugar que tenemos que recuperar porque es fantástico. Ese espacio es de encuentro, de diálogo, como Pescadores, que está muy cerquita. Tiene que ser un corredor virtuoso en el que nos encontremos para pasarla bien», finalizó diciendo.