Histórico: Comenzaron a operar los bomberos de Obligado

Desde el miércoles 2, Día del Bombero Voluntario, tienen autorización para actuar en sinistros ocurridos en su jurisdicción. Fue su primera celebración, y quedará en la memoria de la comunidad obligadense

 

Los BBVV de Rafael Obligado en la formación, hizamiento y entonación del Himno Nacional Argentino

 

A las 18:02 del martes 2 de junio sucedió algo histórico para Rafael Obligado: de ser un pueblo sin bomberos, se convirtió en uno que los tiene. El anuncio fue realizado por el interventor del cuerpo bomberil obligadense, quien es además jefe de los bomberos rojenses: Lucas Laborde.

 

«A partir de este preciso momento, los bomberos de Rafael obligado pueden intervenir si alguien sufre el incendio de su casa, de su auto, de su campo, o lo que fuere», sostuvo Laborde. El ámbito de semejante hecho histórico fue la celebración del Día del Bombero Voluntario, la primera para los bomberos obligadenses y, además, el momento en que asumieron la responsabilidad efectiva para actuar ante la ocurrencia de siniestros dentro de su jurisdicción.

 

En el acto realizado frente al cuartel estuvieron los bomberos de Rafafel Obligado y su comisión directiva encabezada por Andrés Espart; dirigentes de la Sociedad de Bomberos Voluntarios de Rojas con el presidente José Savi a la cabeza; los capacitadores, que pertenecen al cuerpo activo rojense, y otros efectivos de nuestra ciudad; en representación del municipio estuvo el delegado en la localidad, Javier Noguera; y también algunos familiares, allegados y colaboradores de la institución.

 

Laborde ofreció un relato del camino recorrido por la entidad obligadense hasta lograr la posibilidad de prestar servicios, que fue arduo y plagado de dificultades.

 

Destacó que, en horas de la madrugada, los bomberos de Rojas pueden estar en cualquier lugar de la ciudad de cinco a siete minutos después de la llamada; pero llegar hasta Rafael Obligado, además de ese tiempo, les insume el de recorrer casi veinticinco kilómetros por la ruta 188 y el acceso. La comunidad obligadense sabe desde siempre que, por ese motivo, cuando ocurre un incendio las pérdidas serán totales, o muy importantes.

 

Los inicios del cuartel de bomberos obligadense tuvieron que ver precisamente con esa realidad; no fueron para nada felices: un feroz incendio que destruyó completamente una vivienda. Hubo que derrumbarla, porque ni las paredes sirvieron luego del siniestro. En ese momento, Rafael Obligado dijo «basta».

 

La comisión vecinal que por entonces presidía Jorge Carbone convocó a los bomberos rojenses; se hicieron averiguaciones; y hubo una concurrida convocatoria en el Crisol Club para darle forma a la asamblea constitutiva. Había mucha bronca, impotencia, enojo, no contra alguien en particular, sino por la situación. No habría una próxima vez.

 

Los bomberos de Rojas colaboraron ampliamente con la iniciativa obligadense. Ni la comisión directiva ni el cuerpo activo se negaron nunca a las requisitorias de la naciente institución, y comenzaron a darse los primeros pasos.

 

Fueron evaluadas muchas alternativas; cabía la posibilidad de crear un cuartel nuevo en Rafael Obligado, o bien de instalar un destacamento dependiente del de Rojas. Hubo charlas con el intendente de entonces, también con la Federación de Bomberos Voluntarios para buscar asesoramiento, y finalmente se tomó la decisión: la localidad tendría su propia institución.

 

La población entendió la problemática y mostró una gran predisposición, por lo que las cosas comenzaron a funcionar muy rápidamente. Se realizó la asamblea constitutiva con gran participación, dado que la personería jurídica era el primer paso, imprescindible para todo lo demás.

 

Algunos intentos anteriores por formar un cuartel de bomberos conspiraron contra la rapidez de los trámites, pero no fue ése el principal impedimento sino la desidia de las autoridades provinciales, que tardaron más de cuatro años en otorgarle a la entidad su matrícula como persona jurídica. Durante ese lapso hubo episodios grotescos, como la vez que la Dirección Provincial de Personas Jurídicas mantuvo «cajoneado» el expediente durante más de un año, y luego informó a los obligadenses que el trámite no podía avanzar porque los miembros de la comisión tenían sus mandatos vencidos.

 

Lucas Laborde resumió la situación: «hubo muchos "no", mucha burocracia, pero también hubo mucha perseverancia de parte del consejo directivo y sobre todo de los aspirantes. Ellos, que hoy son bomberos, hace más de cuatro años que vienen estudiando, capacitándose, aprendiendo, practicando, en verano y en invierno, de noche, cuando la mayoría de la gente está en su casa. Ellos persistieron, con las ansiedades lógicas, la burocracia demoró todo, pero finalmente se logró. El cuartel tuvo alrededor de dos meses su certificado de operatividad; tiene su personería jurídica, toda la documentación como corresponde, y la dirección de Defensa Civil confirmó que los bomberos de Rafael Obligado ya pueden salir», sostuvo el jefe de bomberos.

 

 

Andrés Espart: «Hoy es el comienzo de un camino de crecimiento»

 

Andrés Espart, presidente de la CD de BBVV de Rafael Obligado

 

El presidente de la Sociedad de Bomberos Voluntarios de Rafael Obligado, Andrés Espart, mostró su satisfacción ante el día histórico vivido el pasado miércoles 2 de junio. «Es realmente un día histórico; no de la manera en que quisiéramos, porque la situación de público conocimiento nos impide hacer cosas, pero con este pequeño acto que hicimos hoy con el cuerpo activo, la comisión directiva, nuestros padrinos que son los bomberos de Rojas, capacitadores y demás, pudimos anunciar la tan grata noticia de la inauguración de nuestro cuartel. A partir de hoy, suena la sirena y los bomberos tienen que salir, ya que todo está en orden, tenemos la habilitación y todo lo que hace falta, la autobomba y los bomberos capacitados y recibidos, el aval de Defensa Civil».

«A partir de hoy nuestro pueblo cuenta con esta institución que, esperamos, brindará el servicio que corresponde. Es necesario agradecer a todos, a la comunidad, a la Federación, a la municipalidad, a todas las autoridades, a nuestros bomberos por el trabajo que hacen, a quienes les deseamos lo mejor; y hago extensivo el saludo a todos los cuarteles vecinos, porque tenemos mucho que agradecerles también a ellos. Rojas es nuestro padrino y estuvo siempre cerca nuestro; pero también tuvimos muchas donaciones y ayuda de cuarteles como los de Carabelas, Inés Indart, Colón, El Socorro, General Arenales, muchos que nos han dado una mano en forma institucional; a mí, personalmente, ante el desconocimiento que tuve del cargo que me tocó afrontar desde un comienzo, cometí errores y los cuarteles vecinos me han ayudado en todo eso», agregó.

«Este día histórico que estamos viviendo hoy no es el final de un camino sino el principio; el comienzo del crecimiento de nuestro cuartel, que hoy arranca. Ojalá pueda crecer y estar a la altura de los demás cuarteles, como para poder brindar el servicio que corresponde. Estamos sobre una ruta nacional donde hay muchos accidentes, y creo que las salidas más grandes van a ser ésas, junto con los incendios de campo. Ojalá estemos a la altura como para poder ayudar a la gente que sufre por esos siniestros», concluyó.