Coronavirus en Argentina: qué dicen los datos que miran Rodríguez Larreta y Kicillof para definir la próxima etapa de la cuarentena

Cómo están los indicadores claves en la Ciudad de Buenos Aires y la Provincia. La evolución de casos confirmados y muertos, ocupación de camas de terapia intensiva, el factor R y el tiempo de duplicación.

 

La novena prórroga de la cuarentena light definida el 20 de julio se acerca este fin de semana a su vencimiento, coincidiendo con el que parece ser, hasta ahora, el pico de la pandemia. El foco sigue estando en el Área Metropolitana (AMBA), que vive una cuarentena más rígida que en el resto del país, y concentra el 88% de los nuevos casos en todo el país.

Los 5.641 casos confirmados de ayer a la noche y los nuevos 110 muertos son reflejo de un escenario que abre interrogantes en el ámbito político sobre cómo seguir en la próxima etapa, con situaciones diferentes entre la Ciudad de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires.

En el desglose de los números, de los nuevos contagios informados anoche, 3.852 ocurrieron en territorio bonaerense y 1.079 en la Capital. Respecto de las 110 nuevas muertes de ayer, 61 fueron de ciudadanos de la Provincia y 29 de CABA. Horacio Rodríguez Larreta viene mirando los indicadores que marcan una relativa meseta de los contagios en su territorio y está convencido de que no es posible una vuelta atrás en el confinamiento social.

Del otro lado de la General Paz, se acumulan las advertencias de un posible colapso del sistema sanitario para la segunda quincena de agosto y no descartan una cuarentena más estricta. Pero conscientes de que su acatamiento es incierto en la población después de la última apertura, y con una aún muy tibia reactivación de actividades, se inclinarían por mantener la fase actual.

La cuestión fue debatida ayer por Axel Kicillof y Rodríguez Larreta y tras analizar los números de la pandemia en cada distrito, acordaron mantener la “coordinación en AMBA” pero -quizás justamente porque las diferencias persisten-, desde ambos equipos anticiparon que la decisión final la tomará el Presidente con quien se reunirán esta tarde.

 

 

¿Qué dicen los números con los que el Gobierno porteño y bonaerense miran para decidir flexibilizar o no?

Después de la flexibilización de la última cuarentena estricta, los casos positivos en la Ciudad de Buenos Aires saltaron a los 1.000 diarios, aunque se mantuvieron relativamente estables entre 1.100 y 1.200. Ayer los nuevos contagios llegaron a los 1.079, y en el gobierno porteño están “cautamente optimistas” porque el número no se disparó como en la Provincia, donde los confirmados escalaron, en las últimas 24 horas, a 3.852. Dos semanas atrás, en territorio bonaerense se registraban 2.544 en un día, mientras en la CABA fueron 854.

Ante este panorama, la alternativa a la que apuestan en CABA es avanzar hacia la Fase 2 a partir de un amesetamiento de la curva de contagios. O, en el peor de los casos, “estirar” la etapa actual del plan de apertura una semana más, a la espera de que los números en la Ciudad no se disparen.

“Los nuevos casos están en esa banda de 1.000-1.200 diarios, con un aplanamiento en los barrios vulnerables - e incluso un descenso-, y un crecimiento leve en la progresión de los últimos días en la zona centro y centro norte. Estamos optimistas, pero con mucha cautela. Confiamos en poder continuar con la apertura programada, y a la vez, poder seguir conteniendo los contagios con una estrategia de búsqueda activa de casos, testeos y aislamiento de contactos estrechos”, le dijo Daniel Ferrante, subsecretario de Planificación Sanitaria del Ministerio de Salud porteño, a Infobae.

Hasta el 12 de mayo, la cantidad de confirmados en ambos distritos era casi la misma, 2.236 casos en Provincia y 2.286 casos en CABA, pero su densidad poblacional muy distinta: mientras la Capital tiene aproximadamente 3 millones de habitantes, la provincia supera los 17 millones. Pero esa situación cambió el 21 de junio, cuando los números de la Provincia de Buenos Aires comenzaron a ser mayores que los de CABA y la diferencia se fue acentuando.

De acuerdo a los últimos datos informados anoche por el Ministerio de Salud de Nación, los casos acumulados en territorio bonaerense suman 106.247, y 57.328 en la Ciudad. Pero teniendo en cuenta la población, la incidencia de CABA es la peor del país: tiene 1.864 casos positivos detectados por cada 100.000 habitantes, mientras que en la provincia de Buenos Aires ese indicador es de 605, y el nacional es de 394.

En cuanto a la tasa de letalidad -fallecidos sobre casos positivos detectados-, en la Ciudad está en 2%, un número bajo en relación a los estándares internacionales, y en coincidencia con la media nacional. Esto significa que, de cada 100 positivos, fallecen 2. En la Provincia es similar, de 1,64.

El factor Ro

A su vez, un indicador clave que en el Ministerio de Salud porteño miran de cerca es la tasa de contagio o factor R, que el lunes descendió a 1,03. En los días anteriores medía 1,05, según reflejó Infobae, en base a los datos brindados desde esa cartera a este medio.

 

“Aunque es una estimación, y tiene un intervalo de error, un R igual a 1 implica que la curva de los nuevos casos diarios está en una meseta, sin picos, hay una velocidad similar entre los nuevos casos y los que se curan”, explicó Ferrante.

En la Provincia de Buenos Aires, en tanto, según datos del Ministerio de Salud, el R se encuentra en 1,3.

 

El tiempo de duplicación

El Ro y la evolución de contagios no son las únicas variables que se ponen bajo la lupa. El tiempo de duplicación de los casos en CABA ha ido aumentando en los últimos días, mientras que en la provincia de Buenos Aires disminuye.

Este indicador es el que vino siguiendo el Gobierno nacional y los provinciales a la hora de medir la velocidad de circulación del Covid-19 y pase de una fase a otra. Su cálculo estima cuántos días se tarda en doblar la cantidad de contagios en función del ritmo de crecimiento.

En la Provincia de Buenos Aires, según cálculos de la Unidad de Datos de Infobae, el promedio del tiempo de duplicación en las últimas dos semanas es de 17 días, mientras que en CABA esa media es de 28.

Sin embargo, en la Ciudad lo calculan de otra manera, a partir de la fecha de realización del hisopado en lugar del momento en que se confirma el resultado positivo, por lo que estiman un número bastante más alto, 41,8 días al 28 de julio.

Ocupación de camas

La otra variable que preocupa a las autoridades políticas y sanitarias es la ocupación de camas - en especial de terapia intensiva- por pacientes con coronavirus.

Según los últimos datos de la Ciudad de Buenos Aires, al día de ayer, las camas de terapia intensiva ocupadas del sector público por contagiados con Covid-19 eran 266, sobre un total de 415. Esa cifra equivale al 64%.

Con relación al sector privado -con 612 camas disponibles para cuidados críticos-, el porcentaje de ocupación es mayor y alcanza al 70%. Es el peor indicador en ocupación de camas UTI de los que fueron informados hasta el momento.

En tanto, hay 740 pacientes moderados internados en la Ciudad sobre 1.100 camas disponibles, y 3.053 leves sobre 4.000 camas habilitadas en distintos hoteles por el Gobierno porteño por la pandemia.

En la región del AMBA, el porcentaje de ocupación de camas UTI alcanza al 64%, y si se considera solo el Gran Buenos Aires, la ocupación de camas para cuidados críticos roza el 61%, incluyendo sector público y privado.

Si se tiene en cuenta a toda la Provincia, la ocupación de camas de terapia está en el orden del 50,6% sobre un total de 5.783 disponibles, del sector público y privado. De las 2.926 ocupadas de UTI, 665 tienen pacientes con Covid confirmado y 371 son casos sospechosos, según los últimos datos del Ministerio de Salud bonaerense.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que hay una ventana de tiempo de entre 10 y 20 días entre el potencial contagio y que ese enfermo llegue a requerir cuidados intensivos. Esto implica que el nivel de ocupación de camas UTI del lunes 27, refleja los contagios que se produjeron entre el 7 y el 17 de julio, y el impacto sobre ese factor de los más de 5.000 casos promedio de estos días se notará en 10 o 15 días.

 

Nuevo portal de datos abiertos de CABA

En la última semana, el Gobierno porteño presentó el portal con datos abiertos Covid-19 en Datos, en el que puso online en un mismo sitio la información epidemiológica (positivos, altas, fallecidos; la gestión sanitaria (plan de detección, llamadas al 147, etc.); y la información sobre movilidad y uso del espacio público (viajes en colectivos, trenes y subterráneos).

Diseñado desde la Secretaría de Innovación y Transformación Digital, a cargo de Fernando Benegas, lo más destacado es que incluye una serie de datasets en formato abierto, descargables, que se actualizan diariamente. Previo al lanzamiento del portal, esa información se brindaba en formato cerrado, a partir de los partes diarios o los boletines epidemiológicos semanales, ambos en formato PDF.

Sin embargo, no hay correspondencia exacta con los números que informa el Ministerio de Salud de la Nación, ya que en ese dataset, la información de CABA no está discriminada por barrios, sino por comunas y cientos de celdas están vacías.

Por otro lado, el total de casos detectados informados por el Ministerio de Salud porteño -56.202- difiere ligeramente con el reportado por Nación -57.327-, lo que implica una diferencia de 1.125 casos. Esto obedecería al horario de corte que se hace en el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SIISA).

 

Los barrios porteños más afectados.

El conjunto de datos contenidos en el portal porteño permite tener un panorama preciso del estado de la pandemia en la Ciudad, y en consecuencia también mapear la distribución por barrios.

El más afectado por la pandemia es Flores, con 5.601 casos, el 10 % del total acumulado hasta ayer. Le siguen en mayor cantidad de confirmados, Villa Lugano (4.818), Barracas (3.935), Balvanera (3.636), Retiro (3.167) y Palermo (2.505). Los menos afectados son Versalles (108) y Agronomía (97).

“Entre los vecinos con cobertura pública, que se asocian al centro sur y sur de la Ciudad, crecieron mucho los casos por el plan Detectar en las primeras semanas, pero ahora están estables, e incluso en una progresiva baja. Por eso el sistema público de camas de terapia no está tan exigido. Ahora hay más casos en el centro norte de la Ciudad, y están más demandadas las camas del sector privado, aunque se está tendiendo a estabilizar”, señaló Ferrante.

El amesetamiento lo explicó en una “política fuerte de testeos, de búsquedas activas de casos, de seguimiento de contactos estrechos y posterior aislamiento”. Y agregó el estudio de seroprevalencia que comenzó la semana pasada “para conocer el nivel de anticuerpos que hay en la población, y entender cómo podría ser el comportamiento del virus”.

En cuanto a los fallecidos, el mayor número también se registra en Flores, que concentra el 12% del total de los muertos: 130 muertes sobre 1.196 decesos en total en CABA. Los otros barrios con más decesos son Recoleta (81), Palermo (72) y Balvanera (69).

Puerto Madero es el único barrio que no tiene muertos registrados.

 

Un 3,5% del total de muertos, 42, no tienen asignado barrio.

La letalidad de CABA -muertos sobre casos confirmados- es casi la misma que la del territorio bonaerense. En números enteros, 2 personas de cada 100 contagiados pierden la vida en CABA, un número que se corresponde con el cálculo a nivel nacional.

El perfil de los contagiados y fallecidos en CABA

Del total de contagios acumulados en la Ciudad, que hasta anoche sumaban 57.327, según Nación, el 50% son mujeres y el 50%, varones. En cuanto a las edades, el promedio es de 40 años. En la distribución por franjas etarias hay 5.258 casos de contagiados menores de 12 años de edad (9,4%) y, pese a que las personas mayores son las del grupo de mayor riesgo, el 40% de los positivos tiene entre 20 y 40 años. Quizás porque no extreman las precauciones, como sí lo hacen los adultos mayores.

Con relación al tipo de contagio el 43% son por transmisión comunitaria, el 32 % por contacto estrecho, menos del 1 % importados, y 8 % trabajadores de la salud (4.448 casos). Hay 8.717 casos bajo investigación, que representan el 16 % de los casos.

De los fallecidos en CABA, - que suman 1.162 -, el 46% son mujeres y el 54% varonesSolo hubo una muerte de un menor de edad; una beba menor de un año, del barrio de Balvanera, que fue diagnosticada el 19 de julio y falleció el mismo día. La mayor cantidad de decesos se produjo en la franja que va de los 80 a los 90 años: 347 casos, que representan el 29% del total.

En la base de datos abiertos lanzada por el gobierno porteño se puede consultar el tipo de contagio de los fallecidos en CABA: el 61% fue por transmisión comunitaria y el 24 % por contacto estrecho y menos del 1 % importados. Hubo 8 decesos del personal de salud (0.67%). El resto, 158 casos, bajo estudio.

En cuanto a los perfiles de los contagiados en la Provincia de Buenos Aires, el 51% son varones y el 49% mujeres.

La mayoría (63%) se contagió por transmisión comunitaria. Del resto, el 15,1% por contacto estrecho, el 6,9 % son trabajadores de la salud, el 1% importados y el 13,8% se encuentra bajo investigación.

Las franjas etarias más afectadas son las que van entre 70 y 79 años (25,77%) y 80 y 89 años (25,30%), representando más de la mitad de los contagios.

 

Cómo se procesó la información

La Unidad de Datos de Infobae monitorea diariamente la evolución de los datos epidemiológicos de la pandemia a través de los sitios Web de NaciónCiudad de Buenos Aires y Provincia de Buenos Aires.

Se incluyen casos positivos, altas institucionales, fallecidos y descartados por COVID-19 según lo reportado por el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SIISA). El horario de corte del informe diario se realiza a las 18 hs.

La mayoría de los indicadores son en base a los datos informados y calculados por elaboración propia.

La hoja de cálculo sobre la cual se elaboraron los gráficos para esta nota, con sus respectivas pestañas, se puede descargar mediante este enlace.

 

Fuente: infobae.com