Falleció Miguel López

El martes por la mañana como un regadero de pólvora corrió la triste noticia del fallecimiento de Miguel Angel López, el cual atravesaba algunos problemas de salud y como viene ocurriendo durante la pandemia, el covid hace estragos en estos casos tan particulares. Nació un 17 de abril de 1951, nos dejó a los 70 años de edad, con una gran trayectoria como futbolista y fundamentalmente como persona, su legado se lo dejó a Lisandro “Lichi” López, el orgullo de Miguel; además tenía una hija Rocío y en octubre de 2020 la vida lo premió con la llegada de su nieta Guadalupe.

 

La felicidad de Miguel junto a Lichi, celebrando el campeonato de Racing 2018

 

A fines de marzo lo vimos en el evento solidario del “Gringo” Curini, recordando anécdotas junto a los amigos que le dieron el fútbol y la vida.

El año pasado siendo consecuentes con las notas de nuestro periódico a deportistas destacados a lo largo de nuestra historia, lo entrevistamos a Miguel, uno de los mejores delanteros de fútbol que ha dado nuestra ciudad, más precisamente la localidad de Rafael Obligado y esto escribimos en la introducción de la misma:

Continuando con los jugadores que han marcado una época en el fútbol de nuestra ciudad, a la hora de mencionarlos, casi todos los que peinan canas destacan siempre al querido y recordado, “Chocho” Barreiro, Mario Tulio, “Polaco” Alvarado, un poco más atrás al “Pescado” Pérez y casi por unanimidad todos elogian a Miguel Ángel López; exclamando; ¡que jugador!. Miguel se había ganado el apodo de “Liebre” y “Galgo”, por su velocidad y piernas largas, un porte y una presencia que hacía que los rivales lo respetaran con solo estar en la cancha. Encontramos un hombre muy sencillo, sensible, emocionado y feliz, que nos cuenta su trayectoria en el fútbol; sus inicios en Independiente de Rafael Obligado; su prueba en el Chacarita Juniors, Campeón de 1969; sus estudios en la Escuela Salesiana de la Trinidad, Ferré; el trabajo en el Banco de Crédito Rural. Una peritonitis fue la causa de un párate en el fútbol; los campeonatos ganados con Roberto Cano, Jorge Newbery y la Selección de Rojas. Y el orgullo de ser el padre de uno de los máximos ídolos que tiene, Racing Club de Avellaneda, Lisandro “Lichi” López”.

“Del fútbol de Rafael Obligado es muy difícil hablar, vivo frente a la Plaza Manuel Belgrano, la principal del pueblo y han desarmado la canchita de fútbol. Cada vez que salgo de mi casa, miro la plaza y veo que no está más la canchita donde se jugaban los grandes campeonatos de fútbol reducido, me da mucha lástima”.

Finalmente expresaba: “Aprovecho la oportunidad para saludar a todos mis amigos del fútbol, a todas las personas que me han ayudado y apoyado en mi carrera, a los simpatizantes y a los clubes por donde he pasado que siempre me han brindado lo mejor; a todos muchísimas gracias”.

Seguramente se encontrará en el cielo con quienes él supo elogiar haciendo lo que él amaba dentro de una cancha de fútbol, el “Pescado” Pérez, “Chocho” Barreiro y Mario Tulio; hasta siempre Miguel, que descanses en paz …

 

Con amigos. Miguel junto a Horacio Millozi y el Gringo Curini en marzo 2021