Sabrina Goddard, triunfó en Rosario Central, asesora a jugadores profesionales y brinda charlas a nutricionistas

La rojense Sabrina Goddard, Licenciada en Nutrición, comenzó desde muy joven trabajando en forma ad honorem en Rosario Central, cuando Martín Rousseaux era el kinesiólogo de las divisiones inferiores; para luego transformarse en la nutricionista de la primera división del “Canalla”, durante cinco años, trabajando con Chacho Coudet y el Patón Bauza, entre otros, donde consiguieron la Copa Argentina en 2018. Gracias a su profesionalismo comenzó a ganar prestigio, fue convocada para asesorar a Tijuana de México por Chacho Coudet y Sebastián Beccacece en Defensa y Justicia. También trabajó para a Douglas Haig de Pergamino, y asesora a jugadores internacionales como por ejemplo, Teo Gutiérrez. En la actualidad atiende sus consultorios de Pergamino, Junín y Rojas y brinda conferencias y charlas para nutricionistas. Con respecto a la pandemia expresó: “esperemos que la pandemia sirva, para comer más de la tierra y no de envases y paquetes, aprovechar para experimentar en la cocina solo o en familia, para cambiar estilos de vida y alimentación”.

“La alimentación es una pata más del entrenamiento invisible que ayuda a mejorar el rendimiento del deportista; cuando hablamos de entrenamiento invisible”.

“La antropometría con la alimentación van de la mano y es diferente en cada deporte”.

 

Logros. Sabrina junto al Patón Bauza y la felicidad de haber conseguido la Copa Argentina en 2018

 

Datos personales. Sabrina Goddard; nació el 3 de octubre de 1985; padres: Ariel Bajar (en el exterior) y Milena Goddard.   

 

¿Dónde cursaste tus estudios?

“Cursé la carrera la Tecnicatura en Nutrición en el Instituto San Martín de Rosario, y la Licenciatura la cursé en la Universidad de Concepción del Uruguay, una sede que tiene en la ciudad de Rosario”.

 

¿Qué te llevo a estudiar Nutricionista?

“En mis comienzos quise estudiar Profesorado de Educación Física, pero la docencia sabía que era algo que no me gustaba, entonces busqué por el lado de la alimentación dedicada al deporte. El primer año luego de la secundaria no sabía que estudiar y seguí Profesorado en Inglés, no obstante quería ser Profesora de Educación Física y a los poquitos meses abandoné, esos meses me los tomé para pensar lo que quería hacer y decidí seguir la carrera de Nutrición, pero enfocada al deporte. Cuando estaba estudiando la carrera de Nutrición en Rosario a la par hice varios Cursos Instructurados de Aérobica, Personal Trainer, Ejercicios Locales, Localizada, para al menos entender algo de la parte de entrenamiento. Y cuando terminé la carrera de Nutrición en Rosario hice todas las especializaciones en deporte, todos los cursos en deportes en Buenos Aires con Francis Holiwieis, quien era en ese momento el Nutricionista de River; ahí también hice el curso para ser Antropometrista Isak 3, que sirve para evaluar la composición corporal del deportista y ver kilos de masa muscular, kilos de masa adiposa, kilos de masa ósea y compararlo para ver cómo está ese deportista. A partir4 de la valuación de la composición corporal, luego de esto nosotros como nutricionistas deportivos, podemos armarles un plan alimentario, en base a si tiene que aumentar masa muscular, si tiene que disminuir tejido adiposo, si está perfecto y tiene que optimizar rendimiento; lo más importante es evaluar la composición corporal y luego armarle el plan”.   

 

¿Cuánta importancia tiene para un deportista la alimentación?

 

“La alimentación es una pata más del entrenamiento invisible que ayuda a mejorar el rendimiento del deportista; cuando hablamos de entrenamiento invisible, hablamos de la nutrición, alimentación, hidratación, también el descanso, otras terapias además como kinesiología, psicología que ayuda a que el entrenamiento activo dictado por el profesor, el entrenador, el club, todo esto ayude a optimizar el rendimiento de deportista; porque muchas veces el deportista realiza el entrenamiento de forma excelente, pero al no tener una buena alimentación, una correcta hidratación no rinde o a la inversa no entrena demasiado y tiene una correcta alimentación / hidratación y tampoco ve resultados; entonces son un conjunto de cosas para que el rendimiento del deportista se vea en la competencia o en sus tiempos si es un corredor o un ciclista”.

 

¿Es lo mismo la alimentación para un futbolista, basquetbolista, el que corre una maratón, un boxeador o uno que levanta pesa por ejemplo?

“No es lo mismo la alimentación para un futbolista, basquetbolista, boxeador, maratonista o un ciclista, porque cada deporte tiene sus requerimientos, a cuanto hidratos de carbono, proteínas, hidratación, porque depende de la intensidad, de la duración del deporte, entonces tenemos que tener en cuanta un montón de variables, cuando vamos a armar un plan alimentario o le vamos a dar una recomendación a este deportista. Cuando nosotros hacemos la antropometría de esta forma podemos ver la composición, por ejemplo si es un nadador y observo que tiene buena masa muscular en piernas, pero no tanto en tren superior, un buen nadador se va a beneficiar nadando teniendo un buen tren superior con masa muscular en brazos, ante brazos, en espalda. O un jugador de fútbol si no tiene una buena masa muscular en tren inferior, en piernas, en gemelos, en muslo medio, muslo máximo; entonces va todo de la mano, la antropometría con la alimentación y es diferente en cada deporte”.

 

¿Se puede implementar un plan de alimentación, por ejemplo en un futbolista amateur?

“Sí obviamente, el plan de alimentación, en lo que respecta a la nutrición deportiva, es nutrición deportiva para todos los deportistas, hasta el que va al gimnasio dos veces en la semana, hasta para el que no solo tiene que bajar de peso o que está bien de composición corporal. Pero quiere comer mejor o que quiere saber qué tiene que comer antes, durante y después del entrenamiento, la hidratación; se pueden hablar un montón de temas para mejorar rendimiento, ya sea en el deportista amateur o de alto rendimiento”.  

 

¿Cómo llegaste a trabajar en Rosario Central?

“Comencé a trabajar en Rosario Central en 2011 antes de recibirme gracias a Martín Rousseaux, que trabajaba como kinesiólogo en la divisiones inferiores, mi trabajo fue ad honorem durante esos primeros tiempos. Luego el Profesor Lucas Maggiolo me recomendó en Racing, cubrí una licencia para trabajar en lo referente a lo infanto – juvenil, en Racing Club de Avellaneda. Luego trabajé en básquet en el Club Ciclista de la ciudad de Junín. En 2015 me llama Rosario Central, en ese momento estaba trabajando el Profesor Lucas Maggiolo, para trabajar en todas las divisiones. En 2016 pasé a formar parte de staff de primera división solamente hasta junio de 2019, donde renunció porque el trabajo en primera división es muy demandante, muy intenso y luego de cinco años ya estaba lista para afrontar una nueva etapa de mi vida profesional”.

“En esos años que trabajé en Rosario Central surgió la posibilidad de asesorar al Club Tijuana de México, gracias al Cuerpo Técnico conducido por Chacho Coudet, fue en 2017. Luego trabajé para Defensa y Justicia, también para Douglas Haig de Pergamino que hice un asesoramiento y Teo Gutiérrez, jugador colombiano que estuvo en Rosario Central, me llamó para ir asesorarlo y armar todo el plan alimentario en su casa. Desde el año pasado que dejé Central estoy trabajando con jugadores en el exterior”.     

 

¿Cómo es el trabajo de un nutricionista durante la semana en un plantel profesional de fútbol?

“Cuando comencé en Rosario Central, cuando estaba Chacho Coudet como DT, el trabajo era ir dos veces por semana y a las concentraciones fin de semana por medio cuando jugaban de local, cuando jugaban de visitante controlaba todo por teléfono. Los martes por ejemplo pesaba a todo el plantel, los evaluaba, realizaba correcciones en el menú, regresaba el fin de semana y ya me quedaba para la concentración. Por Copa Libertadores el trabajo fue diferente, tuvimos varios viajes a Brasil, Uruguay, Colombia, Chile; en ese sentido, iba un día previo a que llegara el plantel, armaba todo el menú, controlaba que estuviera todo lo que había pedido y cuando el plantel llegaba se sentaban a comer y regresaba con los jugadores y cuerpo técnico. También viajé mucho a diferentes provincias de nuestro país, Tucumán, Mendoza, donde la alimentación es diferente a nuestra zona. Además participé de una pretemporada en Costa Rica, fueron quince días muy exigentes, porque el plantel estaba en un hotel y el predio donde entrenaban estaba a 40’, no tenía vestuario, entonces la recuperación la tenía que armar yo, en un lugar con muy pocos elementos, fue todo un desafío; como así también los viajes por Copa Argentina y Copa Libertadores fueron muy enriquecedores, aprendí muchísimo en esos viajes porque no tenían muchas cosas que necesitábamos y había que pedirlas, el presupuesto no era el ideal. Por ejemplo algunos jugadores quieren fideos blancos, otros de arroz, o simplemente arroz, o por ejemplo un simple turrón que comen ante de los partidos y no tener en Brasil; fue todo un desafío, fueron experiencias únicas e irrepetibles”. 

 

¿Cuantos años estuviste en Central y quiénes fueron los DT?

“Estuve cinco años en Rosario Central 2015 – 2016 estuvo Chacho Coudet, luego el me llamó para trabajar en Tijuana de México, al regresar de ese país el cuerpo técnico se separa, y el Profesor Ernesto Colman se va a Defensa y Justicia junto al Profesor Sebastián Beccacece, donde me convocan para ser parte del proyecto, pero por cuestiones de movilidad decidí quedarme en Central. Luego entró Leo Fernández un corto tiempo, un DT que había estado con la división reserva; en enero de 2017 entra Paolo Montero, un técnico uruguayo que estuvo cerca de un año. Regresó Leo Fernández, también José Luis Chamot, que estuvo un corto tiempo y me decía que admiraba ver cómo me manejaba entre tantos hombres, el tacto que tenía para trabajar siendo la única mujer en medio de tantos jugadores y profes. Y en julio de 2018 llega el Patón Bauza donde hicimos la pretemporada en Costa Rica, a fines de ese año Rosario Central se proclamó Campeón de la Copa Argentina. En 2019 entra Paulo Ferrari, estuvo 21 días y cuando entra Diego Coca, yo ya estaba muy cansada, no daba más de tanta dinámica; ya que cuando estaba el Loncho Ferrari se juagaba Copa Libertadores y los fines de semana Copa Super Liga, sumado a la Copa Argentina, cada tres días había partidos, muchos viajes a Chile, Paraguay, y sabía que en junio iba a dejar. Alcancé a trabajar un mes con Coca, hay técnicos que le dan lugar a la nutricionista y otros no tanto, con Chacho se hizo un trabajo muy bueno y con toda la variación de técnicos que tuve durante cinco años, que fueron ocho DT, fue muy cansador porque hay que adaptarse al libro de entrenador, del profe o el cuerpo técnico y a veces no van de la mano y hay que adaptarse del anterior”      

“Cuando Beccacece deja Defensa se va a Independiente en 2019, justo yo había dejado Central, me vuelven a invitar, pero había dejado Central porque estaba muy estresada, muy cansada del ritmo, y mi lugar lo tomó una colega amiga”.   

 

¿Se puede vivir solamente trabando del fútbol profesional?

“Sí, se puede vivir del fútbol profesional, pero es muy estresante, y además si el club no está bien económicamente los sueldos se demoran, no se respetan los días pactados y si vivís solamente del fútbol y tenes que pagar cuentas, se hace difícil sostenerlo. Yo trabajaba en Central, pero a su vez tenía consultorio en Pergamino y en Rojas, entonces si se demoraban en el pago tenía otro ingreso. Para vivir solamente del fútbol y siendo auxiliares como en el caso de los nutricionistas se hace difícil”.  

 

¿Cómo estás viviendo esta pandemia y que consejos nos das?

“La pandemia vino para cambiar varias cosas, ya sea como sociedad, como ritmo de vida, en mi caso creo que en los últimos tiempos tenía un ritmo de vida muy estresante, consultorio en Junín, Rojas, Pergamino, más las disertaciones para nutricionistas, todo eso genera stress, al final dejé Central para tener una vida más tranquila y todo lo contrario, se abrió una puerta nueva que fue dar charlas, talleres, jornadas de nutrición deportiva, como dije anteriormente una nueva puerta muy linda, pero también desgastadora. Cuando llegó el momento de frenar por la pandemia me llevó a pensar y repensar lo que quiero para mi futuro”. 

 

¿Qué estás haciendo en la actualidad, estás trabajando en Rojas?

“En la actualidad estoy trabajando en Pergamino, los días martes; en Rojas los miércoles y en Junín lo jueves. En este momento estoy con consultorio acá en la zona, a su vez dando talleres on line, y atendiendo a jugadores de fútbol en el exterior, en Perú, Colombia, y dando jornadas para nutricionistas. En este momento del Covid 19 surgió halar un poco sobre el deportista vegetariano y vegano, ya que el año pasado en la Universidad de La Plata pude hacer el post grado en Alimentación Vegetariana y Vegana”.     

 

¿Un mensaje final, lo que quieras decir?

“Creo que esta pandemia fue una oportunidad para aprovechar a estar en familia, para cocinar un poco más, para comer más de la tierra y no de envases y paquetes, aprovechar a experimentar en la cocina solo o en familia para cambiar estilos de vida y alimentación, ya que la prevención es el mejor medicina y un estilo de vida saludable es la mejor inversión que podemos hacer. En esta cuarentena estoy subiendo recetas por internet, más que nada cuando uno piensa que hacer una barrita de cereales es tan difícil, y es algo tan sencillo y se puede hacer fácilmente. Entonces brindarle al deportista, a la gente, al que quiera ver mi página, a que cocinar no es imposible”.

 

La Nutricionista Sabrina Goddard realizando distintos tipos de mediciones junto a otros profesionales en Rosario Central